Blog

La Doctora Que Regresó a Puerto Rico Para Servir

Para la doctora Puertorriqueña Yania López, la radiología no solo representa su trabajo, sino además su forma de servir a su país.

La radióloga de 35 años regresó hace diez meses a Puerto Rico para proveer atención médica a poblaciones femeninas, dejando atrás ofertas laborales en Estados Unidos cuya paga duplica su salario actual.

“Las ofertas de trabajo en Estados Unidos son bien atractivas, pero yo sabía que quería regresar. Este es el sitio en donde se hace patria”, aseguró la boricua, directora del Centro de Imágenes del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y catedrática auxiliar de la Escuela de Medicina de la UPR.

En en ese entonces el sistema de salud pública de Puerto Rico no contaba con un taller en donde pudiera poner en práctica su especialización en imágenes de la mujer, preparación que adquirió en Mayo Clinic, entidad médica reconocida a nivel estadounidense por su gran vanguardia y prestigio.

La doctora López dicta notas mientras examina placas de pacientes. Equipo más avanzado permitirá que los pacientes tengan acceso a la tecnología de mayor vanguardia.

El donativo otorgado por Direct Relief posibilitará la llegada de una tecnología conocida como Mamografía Espectral Mejorada con Contraste al Centro de Imágenes de la Escuela de Medicina de la UPR.

Direct Relief está también reemplazando el equipo de colonoscopia y laringoscopia del centro, que se deterioró durante el Huracán María, cuando fluctuaciones de voltaje lo volvieron inusable.

Cerca de dos tercios de los pacientes que atiende el hospital universitario no tienen seguro médico, viven con un ingreso por debajo de la línea de pobreza, y están médicamente desatendidos. El centro atiende un promedio de 250 a 300 al mes.

El nuevo espacio le permitirá a López atender a pacientes en la isla que, de otro modo, carecerían del acceso a la ayuda que necesitan.

“No solamente a las mujeres les da cáncer de seno, a los hombres también y, de hecho, hay una población que en Puerto Rico está sumamente desatendida, que es la comunidad trans. La comunidad trans está a riesgo real de cáncer”, explicó la puertorriqueña, para quien estas realidades reivindican la importancia del taller radiológico.

 

“Tener la mejor tecnología en el mejor sitio hace que algunos de los sacrificios que uno quizás tenga que hacer sean más llevaderos, porque uno sabe que uno está haciendo una diferencia”, reflexionó la doctora, que a veces trabaja turnos de 24 horas.

“Los médicos en Puerto Rico trabajamos más. No hay forma de decirlo de otra manera. Tenemos que cubrir unas exigencias con menos personal. Cubrimos unas necesidades administrativas que típicamente [en otros países] recaerían en un especialista en asistencia de médicos — que en Puerto Rico no existe”, dijo López Álvarez.

La doctora reconoce estas tareas como esfuerzos que le consumen tiempo adicional, lo cual extiende sus turnos de trabajo y le impide atender más pacientes de lo que quisiera.

A pesar de eso, mira al futuro con un fuerte deseo de servir. Mientras el taller comienza a operar, se concentra en supervisar residentes, y en trabajar desde el Recinto de Ciencias Médicas de la UPR pos de la creación de más espacios para proveer servicios médicos a distintas poblaciones.

“Toda mi educación universitaria fue en la Universidad de Puerto Rico, y yo pienso que en la medida de lo posible uno tiene que repagar una deuda. Es la forma de uno asegurarles a las futuras generaciones que van a tener las mismas oportunidades que tú tuviste”, apalabró la egresada del Recinto Universitario de Mayagüez de la UPR y de la Escuela de Medicina de la UPR.

– Alejandra Rosa-Morales es una periodista independiente radicada en Puerto Rico.

By Alejandra Rosa Morales

 

November 30, 2020 Uncategorized
About DISS_admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *